Este martes por la noche se llevó a cabo una reunión virtual de la Unión Deportiva de Ligas donde participaron los delegados de las 30 instituciones que la conforman, además de los presidentes de las 3 ligas, Carlos Mirabelli (Tala), Carlos Galeano (Nogoyá) y Federico Almada (Victoria).

En diálogo con La Mañana Integral el Vicepresidente del Club Atlético Maciá y miembro del consejo directivo de la UDL, Pablo Alasino dijo que “fue la primera reunión con plataforma virtual, Zoom, había algunos delegados que no están tan familiarizados con el sistema pero se hizo una reunión de prueba el lunes y ayer martes ya estaban más familiarizados y bueno es una posibilidad de estar reunidos teniendo en cuenta la distancia geográfica que hay entre los distintos clubes”.

“Fue muy enriquecedora la reunión, en primer lugar hicieron uso de la palabra los presidentes de las tres liga exponiendo un poco como es la realidad y también comentando y llevándoles la información a los clubes para que después la bajen a sus socios que en verdad es una situación de incertidumbre respecto a la situación epidemiológica que estamos pasando y que no hay certezas de un cronograma de poder decir en tal fecha se van a estar retomado los entrenamientos para que en otra fecha este comenzando la actividad deportiva”, comentó Alasino

En principio lo que hay en concreto es que la Federación Entrerriana de Fútbol ha preparado un protocolo de entrenamiento para en caso de que la situación de la provincia mejore y el Comité Federal dé el ok, se pueda habilitar en una primera etapa la faz de entrenamiento de los jugadores teniendo en cuenta que vivimos una situación inédita donde se jugó al fútbol en marzo y después no ha habido actividad deportiva más allá de la recreativa, caminar, correr o hacer bicicleta que se ha tenido a medida que la pandemia lo ha permitido, entonces se está hablando de 45 a 60 días para que los jugadores vuelvan a tener el tono muscular, la preparación adecuada y evitar lesiones en lo que sea el regreso del fútbol.

“Hay protocolos presentados pero no aprobados de entrenamiento que se pondrán en funcionamiento cuando la situación general de la provincia y el fútbol de AFA lo permitan” remarcó el dirigente.

“El otro tema es que supongamos se habilita la práctica, entrenan el tiempo que es adecuado y después se decide que vuelva el fútbol, una cosa es que vuelva el fútbol  en Buenos Aires donde como hemos visto que se juega en Europa a puertas cerradas porque los ingresos por televisación son muy importantes y les permiten solventarlos gastos. Para el fútbol chacarero, el fútbol nuestro, jugar sin público es inviable porque estamos hablando a principio de año de gastos de quince a dieciocho mil pesos para jugar un partido y no tener ingresos porque no estaría permitido el acceso de público”.

“Sería realmente imposible porque ni siquiera podes jugar un partido de local y después ya tenes que dejar de hacerlo porque no hay manera de solventar esos gastos. Este es el otro problema y otra realidad totalmente distinta que tenemos y que el público tiene que entender que una cosa es el fútbol grande donde los ingresos de televisión y publicidad permiten jugar sin público y otra es el fútbol nuestro donde el pago sale de la entrada, de la torta frita que consume el simpatizante, o sea, de todo lo que es el ingreso del día de la cancha, es imposible”, sostuvo.

“La verdad que la situación es compleja y hay que analizarla desde esa óptica, ser cautos, ver y esperar cómo evoluciona esto porque sin público el fútbol de nuestra zona no es posible bajo esta situación”, concluyó Alasino.