El ministro de Economía, Hugo Ballay, comunicó a los gremios estatales la propuesta de una suma fija para el último trimestre del año. Se trata de una inversión en salarios de 1.500 millones de pesos. La propuesta beneficia a los trabajadores de menos recursos e impacta también en los jubilados.