Haydee Orlandi, la directora del Hogar de Ancianos Sagrado Corazón de Jesús y Rita Ramirez, tesorera de la institución, hablaron en Radio Integral Maciá y contaron cómo es el día a día de los abuelos que se encuentran en el hogar. Además, dieron a conocer proyectos que se están llevando adelante en el edificio.

En este momento “hay 20 abuelos. Tenemos en espera algunos que no pueden ingresar por la situación de pandemia”.

“A la mañana los higienizan antes de levantarlos, después los llevan al comedor grande que tenemos, donde hay una estufa y una televisión, ahí se preparan para el desayuno”, desarrollaron.

“Después si se quieren retirar al dormitorio lo pueden hacer, pero casi nadie se va porque como están ahí todos juntos se quedan. Cada uno tiene su equipo de mates, entonces los chicos se los preparan. Ya después comienzan a prepararse para el almuerzo”.

“Después del almuerzo viene la siesta el que quiera. Si el día es lindo a la tarde salen al patio”, contó Ramírez.

A la “media tarde hacen una merienda. Hay algunos abuelos que hacen actividades de lectura y demás. Hay otras que cosen o tejen. Cada uno tiene su actividad. Se está pagando una chica que va a hacer actividades con los abuelos de lectura, pintura y gimnasia; hacen actividades compartidas. Es como en una casa. Los que quieren salir a caminar si está lindo salen”.

“Hay abuelos que pueden y ayudan a buscar la leña para la estufa, regar la huerta, el jardín. Van haciendo actividades como hay en la casa. Hay algunos que ayudan a doblar la ropa inclusive”.

Por otra parte, Orlandi y Ramírez contaron que están terminando algunas obras en el hogar de ancianos de Maciá: “En este momento estamos retomando y tratando de finalizar el famoso tejido perimetral que lo empezamos hace bastante. Nos están faltando los portones que gracias a Cristian Uhrig que donó su trabajo nos los está fabricando”.

Esta obra del tejido alrededor del predio tiene como objetivo encuadrar “el espacio que se utiliza con los abuelos, que es donde caminan y andan”.

Por último, agradecieron a “toda la comunidad, que gracias al aporte de todos es que podemos hacer estas obras. Porque todos sabemos que las jubilaciones de nuestros abuelos son muy pequeñas, entonces no nos alcanza por ahí. Gracias a las donaciones y colaboración podemos seguir avanzando y mejorando. Que sepan todos los que aportan que lo hacemos para nuestros abuelos”.