El ministro de Salud Pública de la República Oriental del Uruguay, Daniel Salinas, indicó que a partir de este lunes se extremarán los controles en los accesos al país

El presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou firmará este lunes la resolución que habilita esta medida que establece hisopar a quienes llegan por el puente internacional General San Martín de Gualeguaychú-Fray Bentos, a quienes ingresen por barco a través de la empresa Buquebus o desde el aeropuerto de Carrasco.

Además, se le hará un nuevo hisopado al llegar al país y otro a los siete días. Serán obligatorios ambos y harán un seguimiento con la Policía de todos las personas que ingresen para que cumplan la cuarentena de 7 días.

Desde el enlace vial aseguran que aún no se cuenta con la infraestructura necesaria para realizar los controles y que tampoco se dispuso del personal para realizar esta tarea.

Daniel Salinas anunció se exigirá a todas las personas que lleguen a Uruguay un documento que pruebe que se hicieron un test diagnóstico de Covid-19 en su país de origen y que dio negativo. Solo de esa forma se les permitirá arribar al país, donde además se le realizará a la llegada, antes de abandonar el puerto o el aeropuerto, un nuevo test diagnóstico. “Se lo tendrán que hacer antes de abordar y al llegar acá se les hará otro hisopado”, explicó.

Si este nuevo test da negativo entonces la persona deberá, “de forma obligatoria”, dijo el ministro Salinas, cumplir una semana de cuarentena en su casa o donde se hospede. Pasados los siete días esa personas deberá hacerse un segundo test diagnóstico para corroborar el resultado negativo.

Si el primer test (al llegar al país) o el segundo (siete días después) da positivo, la persona deberá hacer una cuarentena de 15 días y consultar al médico.

El ministro Salinas aseguró que las autoridades harán “un seguimiento” de cada personas arribada al país y para eso se coordinará con el Ministerio del Interior. “Actuará la Policía y lo que sea necesario”, dijo el ministro de Salud.