El Ministro de Justicia, Germán Garavano, informó esta noche que el presidente Mauricio Macri se comunicó con la madre de Santiago Maldonado para transmitirle su pésame y ponerse a su disposición y afirmó que el Gobierno continuará  colaborando con la Justicia “hasta que se sepa  realmente qué fue lo que pasó”.

“El Presidente se comunicó con la madre de Santiago para darle el pésame”, indicó el ministro esta noche en declaraciones a la prensa y recalcó que entiende que  este  “es un momento de mucho dolor”.

Garavano, por su parte,  dijo que se comunicó, a través de un mensaje de texto,  con Sergio Maldonado poco después de que el hermano de Santiago reconoció su cuerpo, que está siendo sometido a una autopsia en la Morgue Judicial porteña.

El ministro sostuvo que “lo  importante ahora es que la Justicia avance hasta las últimas consecuencias”  y dijo que “tenemos que ayudar tanto a la Justicia como a la querella, a la familia, para que se sepa realmente qué fue lo que pasó”.

Señaló que “desde el Poder Ejecutivo se ha intentado colaborar con la Justicia, que buscó avanzar y finalmente, con la acción conjunta del juez y de las fuerzas de seguridad que colaboraban con él, se logró encontrar, lamentablemente sin vida, a Santiago”.

Garavano advirtió que cuando “estamos frente a un hecho que genera conmoción hay que dejar las diferencias políticas de lado, no hay que especular y todos tienen que tratar de ayudar a la Justicia”, y agregó: “No mentir, no ir con fines electoralistas o políticos o ideológicos, sino realmente ayudar a la Justicia para que pueda rápidamente resolver estas cuestiones que se plantean. Y lamentablemente en este caso eso no fue lo que sucedió”.

“Lamentablemente, desde un principio el caso tomó un nivel de politización muy  elevado y me parece que eso no ha sido bueno, y es otra de las cosas que también ha conspirado para que se sepa la verdad y se pueda avanzar más rápidamente”, apuntó.

El ministro consideró que “es razonable” que exista “enojo” en la familia. Afirmó que “hay que ser muy prudentes, todavía hay una autopsia en marcha, hay un juez nuevo que ha dado un impulso fuerte a la investigación y hay una fiscal que siempre ha trabajado con mucho ahínco”.

“Me parece que hay que ser cuidadosos, lo que le hizo mal a la investigación es que se le mienta a la Justicia y que esto no tenga consecuencias”, alertó Garavano y añadió: “Lamentablemente en este caso lo que parece  haber habido es varios  actores que han dado información a la Justicia que no era exacta o que era directamente falsa y esto genera dificultades a la hora de investigar”.