El ministro de Justicia, Germán Garavano, declaró esta mañana  que las conclusiones preliminares de la autopsia realizada al cuerpo de Santiago Maldonado permiten presuponer que la muerte por ahogo del joven “es una de las probables causas, puede haber otras, pero en principio esa es la situación”.

El ministro pidió “prudencia” hasta que concluyan todos los análisis, pero destacó que el juez Gustavo Lleral “está avanzando junto con la fiscal y va dando algunas certezas y despejando especulaciones”.

“El hecho de que no haya lesiones visibles desmiente muchas de las afirmaciones que se hicieron en torno a este caso a lo largo de estos 80 días y pone en duda testimonios que se hicieron sobre golpes, lesiones y demás”, señaló el ministro en declaraciones a la prensa.

Consultado sobre si estas conclusiones desvinculan del caso a la Gendarmería, Garavano indicó que el dato de la ausencia de lesiones “lo ha dado el juez con la junta de peritos y es un dato que plantea otras hipótesis”.

“Hay que estar atentos y ver cómo evoluciona, pero desmiente muchos de los testimonios que vimos en los medios de comunicación”, agregó y remarcó que “abre otras hipótesis de lo que pudo haber pasado con Santiago”.

El ministro advirtió que “le hace mal a la República mentirle a la Justicia”, y señaló que “eso ha hecho desviar y perder tiempo” en el curso de la investigación al introducir “situaciones irregulares en el proceso”.

Respecto de otros detalles de la causa, como el tiempo que el cuerpo de Santiago pudo haber estado en las aguas del río Chubut, Garavano dijo que “esas cuestiones son las que van a surgir de los estudios complementarios que tienen que ver con análisis todavía pendientes”.

Consultado sobre las denuncias de que el cuerpo pudo haber sido “plantado”, el ministro indicó que “llama la atención, porque es un lugar de acceso únicamente con gente que está en el lugar, ha sido muy difícil o imposible el acceso de otras personas” a esa zona.

Recordó que cuando un asesor de su gabinete y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, “intentaron ir al lugar el día del hallazgo para hablar con el juez y la fiscal y ofrecer apoyo fueron detenidos, interrogados, revisados expulsados y atacados”. “Lamentablemente hay un sector violento que mantiene un férreo control de ese lugar”, sostuvo.

Por otra parte, respecto de las críticas que descargó contra el Gobierno el hermano de Santiago, Sergio Maldonado, Garavano dijo que “entendemos el enojo” y afirmó que de ninguna manera “nuestra intención es discutir con una familia que está atravesando un momento muy doloroso”.

Señaló que tanto el llamado que ayer hizo el presidente Mauricio Macri a la madre de Santiago como la comunicación vía mensaje de texto que él mantuvo con

Sergio Maldonado responden al hecho de que “era nuestro deber hacerlo para transmitirles nuestras condolencias”.

Garavano sostuvo finalmente que “es inoportuna” la movilización a la Plaza de Mayo convocada para esta tarde.

Afirmó que ese tipo de manifestaciones “en un día previo a una elección no parecen ser lo ideal”, como tampoco “algunas voces que alentaban a situaciones de violencia o que ponían en duda el estado de derecho”.

“Mañana hay elecciones. Creo que la democracia esta más fuerte que nunca en la Argentina y toda la gente tiene que ir a votar y ejercer ese derecho tan preciado que tanto nos ha costado a los argentinos”, aseveró.

Garavano advirtió que “tenemos que rechazar a los violentos, porque la Argentina está cansada de violentos”.

“No podemos seguir con la violencia como una forma de resolver cuestiones políticas, ideológicas”, agregó.

En ese sentido el ministro destacó la necesidad de “aprender de la historia y con tranquilidad encarar los desafíos cívicos que tenemos por delante”.

Radio Integral Maciá