El Partido Obrero Entre Ríos repudió “el ataque de la patronal” de la empresa Tres Arroyos a los trabajadores de la planta La China de Concepción del Uruguay, tras la amenaza de despidos a delegados gremiales.

“Con argumentos falaces, cartas documento y notificaciones, pretende despedir a representantes gremiales para amedrentar, extorsionar y amenazar a todos los trabajadores.  La intención patronal es descabezar toda organización sindical en la fábrica para avanzar en flexibilidad laboral, desconocer derechos laborales, despedir, descontar salarios por protestar o hacer asambleas. Estamos claramente frente a un ataque general al conjunto de los trabajadores y sus derechos. Nuestra total solidaridad con los compañeros de Tres Arroyos”, señalaron.

En tanto, desde el Movimiento Obrero y Social Uruguayense (Mosu) también rechazaron y repudiaron los actos llevados a cabo por las empresas Tres Arroyos y Cadena Dar en los últimos días.

Por un lado, la empresa Tres Arroyos ha despedido a cinco trabajadores, integrantes de la comisión directiva  del Sindicato de Trabajadores de Industrias de Alimentación (STIA) de Concepción del Uruguay, violando el DNU 329/20 y 487/20 MJDH que desde el 31 de marzo suspende los despidos en todo el país. La firma, apuntaron, llevó adelante “una acción persecutoria, y discriminadora ante las asambleas realizadas por los trabajadores y las medidas de fuerza que resolvieron, debido al conflicto salarial que se venía dando desde hace meses”.

“Este tipo de prácticas por parte de las patronales tienen un claro objetivo que es el amedrentamiento e infundir miedo en los trabajadores y sus organizaciones sindicales para no permitirles hacer uso de sus derechos históricos, y llevar adelante sus demandas legítimas”, señalaron

Y agregaron: “Además vemos con enorme preocupación que dentro de la empresa haya personal de la Policía de la provincia de Entre Ríos, lo que es claramente otro signo  repudiable de hostigamiento y persecución laboral”.

De la misma manera, añadieron, “nos solidarizamos con los trabajadores de la cadena de supermercados Dar, los cuales ya hace dos años que venían cobrando el 50% de las horas de los sábados con bonos, en vez de hacerlo con dinero en efectivo, y que en este momento, han decidido no aceptar cobrar las horas de los sábados y domingos con bonos al 100%, tal como lo quiere la empresa”.

“Esta actitud  de la empresa es totalmente repudiable y mezquina, teniendo en cuenta que es una actividad esencial la de los supermercados, por lo que nunca han dejado de trabajar, y sus trabajadores, desde el primer día de la cuarentena decretada en Argentina, han estado en el frente de batalla, al igual que otros sectores, sin olvidar que la empresa DAR a recibido el subsidio del Gobierno Nacional de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)”, apuntaron.

Fuente: Entre Ríos Ahora