En diálogo con nuestra emisora el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Guillermo Bernaudo, se refirió a la segunda reunión que encabezó el presidente Macri con la Mesa de Competitividad Lechera:”La apertura de mercados internacionales va a traccionar la actividad. Argentina es un país con un potencial de exportación enorme”, expresó.

“Había algunos compromisos tomados de la reunión anterior. Uno de los puntos acordados para trabajar era la baja de aranceles para la importación de tecnología para el sector que no se fabrican en el país. En unos 60 días entrara en vigencia un decreto donde el arancel de importación quedara establecido entre 0 y 2%”, señaló Bernaudo.

En declaraciones al programa “Alimentando la Mañana” que conduce el Ingeniero Norberto Ferrari, el secretario indico que se trataron puntos importantes como la transparencia en la cadena comercial, el control para que no haya irregularidades comerciales en la cadena, y la importancia de la apertura de los mercados internacionales.

“Son algunos de los puntos en los que se había trabajado con anterioridad y en esta reunión hubo nuevos pedidos”, agregó.

“Toda actividad es inviable si no tiene un cierto nivel de crecimiento. En el caso de la lechería, si no es a través de la exportación, con los niveles de consumo que tenemos en la Argentina ya estaríamos en un techo de producción y eso obligaría a que cada vez que abra un tambo tenga que cerrar otro, ó cada vez que un tambo crece en producción, tenga que desaparecer otro tambo. No es eso lo que se busca”, aseveró.

Resaltó que hay un proyecto piloto sobre 1000 caminos de tierra de las cuencas lecheras de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, donde “vialidad va a hacer la ingeniería de mejora de esos caminos terciarios de las distintas cuencas. En el caso de Entre Ríos va a ser en la zona de Nogoyá”.

“El presidente Macri fue muy explicito: no va a haber ayuda del gobierno Nacional en el tema caminos, salvo que sea con la participación público privada con un consorcio caminero. Donde no haya consorcios o frentistas que se comprometan con el camino, la Nación no participará y quedara todo en manos de las provincias como hasta ahora”, explicó.

“Se eligieron cuencas lecheras que además tengan escuelas rurales. Sabemos que hay muchas otras aéreas lecheras que han quedado afuera de este programa, pero es un programa piloto. Hay que hacer hincapié en la idea del presidente Macri: Se va a encontrar el camino de colaborar con las provincias, pero en aquellos lugares donde el productor o frentista se haga también responsable de gestionar los recursos”, puntualizó.

Bernaudo comentó que el presidente dio la orden a la AFIP para que se implemente la baja en la retención del IVA a los productores: “La retención que tenía el productor lechero era del 1%, subió al 6% y pidieron que se baje nuevamente al 1% para que le quede más liquidez al tambero. El presidente dio esta orden para que se implemente rápidamente. Es una medida importante en este momento complicado”.

“Hay un daño de la gestión anterior muy difícil de revertir. La lechería es una actividad cíclica donde la producción puede aumentar rápido como respuesta a precios. Cuando los precios son muy buenos, vía alimentación, la producción crece. En el mundo tiende a ser así. En el ciclo bueno de precios, la leche llego a costar 5 mil dólares, Argentina exportaba y tenía la posibilidad de crecer exportando. El gobierno anterior perdió la exportación, limito los precios y agregó las retenciones. Tomaron medidas que no permitieron que el productor se capitalizara. Ese es el origen del problema y avanzamos en la solución”, finalizo.

Radio Integral Maciá