En 2015 Córdoba quedó consagrada como la capital anti K luego de las elecciones que pusieron a Mauricio Macri al poder. Allí se marcó una de las principales resistencias anti K, que hizo un gran peso y lograron sacar al kirchnerismo de Casa Rosada.

En 2019 también se expresaron en contra de la rama peronista y allí Macri ganó por 30 puntos, pero no fue suficiente para la victoria nacional. Según una encuesta realizada por CB Consultora Opinión Pública los cordobeses se bajaron del primer puesto, pero se mantienen en el podio, y le entregaron la corona a Mendoza.

Los datos reflejan que el presidente Alberto Fernández tienen el 59,3 por ciento de imagen negativa en la tierra del sol y del buen vino. Quienes escoltan a Mendoza son Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el 56 por ciento y Córdoba con el 51,2 por ciento.

Como cada mes la CB Consultora analiza la imagen pública de la dupla presidencial y la del ex mandatario Mauricio Macri. No es novedad que Mendoza un bunker radical, pero el contexto nacional actual agudizó el rechazo al modelo de gobierno kirchnerista.

Con respecto a la imagen negativa de la vicepresidenta, Mendoza continúa primera con el 81,4 por ciento de rechazo y le siguen Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el 79,1 por ciento y Córdoba con el 78,7 por ciento.

Vía Mendoza