El gobierno reglamentó hoy la aplicación del 21% del IVA a los servicios digitales, entre ellos, los más conocidos, Netflix y Spotify.

En un decreto que lleva la firma del presidente Mauricio Macri se señala que “dada la constante evolución de la economía digital y en particular, las diferentes modalidades con las que se han ido estructurando, a lo largo del tiempo, los denominados servicios digitales cuando son prestados por sujetos del exterior, su regulación en los tributos generales sobre los consumos resulta un desafío, particularmente cuando los prestatarios no revisten la calidad de sujetos de esos impuestos por otros hechos imponibles”.

Se justifica que “el tratamiento de los servicios digitales en los referidos tributos resulta actualmente materia de análisis en numerosos países, encontrándose la normativa relativa a ellos en continuo avance y perfeccionamiento y siendo su estudio y abordaje una tarea constante en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”.

Y se concluye que “teniendo en cuenta tales complejidades, resulta adecuada una regulación dinámica que permita su adaptación a la par de la evolución de las operaciones de que se trata”.

“Por ello, en una primera etapa de implementación, se debe facilitar la identificación de las situaciones alcanzadas por la norma tributaria asegurando el cumplimiento de los objetivos perseguidos al momento de su sanción”, señala el decreto en sus considerandos.

Más allá de ello, el poblema se plantea sobre el agente de retención del impuesto. En caso de que las empresas tengan una firma que actúe de representante en el país, deberán ser estas las que retengan el gravamen. Cuando sean las propias proveedoras del exterior, deberán pagar en dólares al tipo de cambio del Banco Nación.

Fuente: Nuevas Palabras