La secretaria de Salud, Carina Reh, recorrió hospitales en los departamentos Gualeguay, Islas del Ibicuy, Gualeguaychú, Uruguay y Nogoyá. En las visitas se supervisaron las adecuaciones realizadas por cada efector en función del plan estratégico y operativo frente a la pandemia por Coronavirus.

En los primeros días de septiembre, la secretaria de Salud, Carina Reh, asistió a Galarza, Gualeguay, Ceibas, Gualeguaychú, Urdinarrain, Basavilbaso y Lucas González; donde visitó los hospitales de estas localidades. En cada instancia se recorrieron las instalaciones de los nosocomios, para evaluar el trabajo y las previsiones encaradas por cada efector, en sintonía con los protocolos vigentes y el plan operativo que lleva a cabo la provincia en el marco de la pandemia por Coronavirus.

La secretaria de Salud señaló: “A lo largo de tres jornadas de trabajo visitamos y recorrimos las instalaciones de estos hospitales”. Tras lo cual agregó que en cada lugar “pudimos verificar todas las adecuaciones encaradas y llevadas a cabo en los últimos meses para concretar la atención diferenciada de los pacientes; para ampliar el número de camas de internación en algunos casos; o bien el acondicionamiento para mejorar las instalaciones de oxígeno en otros; e hicimos un relevamiento epidemiológico de los casos activos al momento de la visita”.

Algunos ejes de las diferentes instancias

En el hospital San Antonio de Gualeguay (del departamento homónimo), se puso el foco en el funcionamiento de la terapia y la puesta en marcha de una nueva sala de Maternidad para embarazadas y pacientes pediátricos con diagnóstico de Covid positivo. Además, se trató el manejo de pacientes de edad avanzada, ya que esta institución cuenta con una residencia geriátrica.

En tanto que en el hospital Eva Duarte de Ceibas (departamento Islas del Ibicuy), se hizo una evaluación de la situación epidemiológica para la cual se trabajó con el equipo que conformó el nodo epidemiológico. También se evaluó la necesidad de adquirir un equipo de radiología fija, para reemplazar al equipo rodante actual que se encuentra al límite de su vida útil. El relevamiento contempló las instalaciones de oxígeno, para concretar la obra preinstalada y ponerla a funcionar.

Asimismo, se trabajó con el equipo local de Emergencias, con quienes se observaron las ambulancias, el equipamiento de las mismas y se repasó cómo están organizados en la central.

Por su parte, en el hospital Centenario de Gualeguaychú (departamento homónimo), se pusieron en funcionamiento 17 habitaciones en la estructura del nuevo hospital. Las readecuaciones llevadas adelante en la institución comprendieron el traslado de toda el área quirúrgica para poder refuncionalizar la sala de cirugía y disponer dicho espacio para la atención de pacientes con Coronavirus.

Allí también se analizó la planta de profesionales para readecuar el funcionamiento de servicios como Cirugía, Urología y Tocoginecología. Además, se definió la incorporación de un bioquímico del Conicet para que realice parte del procesamiento de las muestras de Covid-19, para que luego el laboratorio del INTA en Concepción del Uruguay complete el proceso y el diagnóstico (esta medida permite aumentar la capacidad de proceso del laboratorio).

A su turno, en el hospital Manuel Belgrano de Urdinarrain (departamento Gualeguaychú), se observó la obra que se está ejecutando en el servicio de radiología para poder instalar un nuevo equipo de rayos X que fue comprado para nosocomio.

Se recorrieron todas las instalaciones, supervisando cómo se han adecuado las áreas de internación para los pacientes Covid y no Covid; y las medidas dispuestas para mantener separados a los pacientes de tercera edad (teniendo en cuenta que este hospital cuenta con una residencia geriátrica).

En la visita a las instalaciones del hospital Sagrado Corazón de Jesús de Basavilbaso (Uruguay), se evaluó el área de atención de pacientes moderados. Este efector, que es el único de la localidad, tiene la posibilidad de brindar soporte a los pacientes críticos en el caso de que sea necesario, ya que cuenta con dos unidades respiratorias totalmente equipadas.

Por su parte, en el hospital Santa Rosa de Lucas González (departamento Nogoyá) se hizo un análisis de la situación epidemiológica. “En su momento el equipo de trabajo de este hospital estuvo interpelado por una situación particular, en la que un grupo del sector salud estuvo aislado por unos días hasta que se definieron los resultados de los profesionales médicos y los enfermeros”, recordó Reh.

La funcionaria indicó que se pudo ver cómo a partir del aprendizaje que generó la situación citada, se modificó el ingreso de los trabajadores y se separó la atención de los pacientes geriátricos del resto de las instalaciones (este nosocomio también tiene una residencia geriátrica). En la oportunidad también se supervisaron los circuitos definidos para las áreas respiratoria y no respiratoria.

Finalmente, la secretaria de Salud señaló: “Al hacer un balance de todo lo relevado, creemos que los resultados son positivos, se vio un equipo fortalecido: vemos que los trabajadores han incorporado las medidas de cuidado; en todos estos lugares estaban con los equipos de protección y respetando la distancia; y en aquellas instituciones que además tienen residencias geriátricas se puso a resguardo a estos pacientes”, sintetizó.