Desde el inicio del aislamiento social obligatorio, la producción, distribución y comercialización agropecuaria fue exceptuada por tratarse de una actividad esencial. En ese marco, desde las entidades gremiales se fueron trabajando distintos protocolos sanitarios a los efectos de resguardar a los trabajadores y sus familias.

Sin duda alguna esos recaudos fueron necesarios y exitosos, pero hoy se advierte que todas las medidas adoptadas de manera social y laboral han observado un relajamiento producto de un cansancio lógico.

Sin desconocer esa realidad de agotamiento y stress por tantos días de aplicación, desde la Sociedad Rural Gualeguaychú solicitaron a sus socios, productores en general y trabajadores relacionados a la actividad agropecuaria que “no es tiempo aún de volver a las costumbres previas a la pandemia”, al tiempo que recordaron que “es inadecuado y peligroso dejar de lado las medidas de prevención que tanto nos cuidaron y protegieron nuestro trabajo”.

En este sentido, indicaron que el distanciamiento social, el uso de tapabocas, la higienización de las manos, el no compartir las cabinas de las máquinas agropecuarias, entre otras medidas “no deben abandonarse”.

Sergio Dalcol, vicepresidente a cargo de la entidad indicó que “entendemos el agotamiento de tomar recaudos día tras día, pero sepamos que esas acciones fueron las que nos protegieron en estos más de cien días. Hemos podido seguir trabajando gracias a ellas y hoy cuando se advierte un despertar del virus en muchos lugares del país e incluso de la provincia más que nunca debemos cuidarnos”, recalcó.

En tanto sostuvo que “no hay ánimo de infundir miedo ni nada parecido, sólo estamos pidiendo que no abandonemos lo que hemos venido haciendo que y tantos buenos resultados nos ha dado en el ámbito agropecuario. Nos seguimos enfrentando a un virus que pone a prueba toda la capacidad de empatía y de solidaridad de la sociedad”, aseguró.

Por último, recordó que “los cuidados que deben tener los hombres y mujeres de la ciudad también son aplicables a los trabajadores rurales y sus familias. Tenemos que seguir produciendo con conciencia social”, reflexionó.

Fuente: Análisis Digital