“A excepción de las localidades donde hay transmisión comunitaria de coronavirus, gran parte de las actividades ya están habilitadas. Ahora es imperioso pensar en el retorno de la educación”, dijo el intendente de Chajarí, Pedro Galimberti.

El intendente de Chajarí, Pedro Galimberti, reclamó el retorno de las actividades en las escuelas y consideró que se debe aplicar el mismo criterio gradualista que se utilizó para la habilitación de diferentes actividades en el marco del proceso de apertura en las distintas fases del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Dijo que “con idéntico criterio hay que pensar en la reapertura del sistema educativo”.

En su opinión “la comunidad docente debe volver al trabajo, en óptimas condiciones, y los niños y niñas deben retornar a las aulas”.

Para el dirigente radical los chicos que concurren a escuelas rurales, que tienen una matrícula reducida, deberían ser los primeros en ocupar los espacios que la pandemia nos privó.

“En este contexto me preocupa particularmente la situación de la educación entrerriana que atraviesa muchos problemas de diferente naturaleza: desigualdades en materia de conectividad, paritarias en cuarentena, entre otras muchas cuestiones”, expresó Galimberti.

Hizo hincapié en que “de la pandemia de la crisis educativa se sale trabajando y por eso resulta imperioso que las autoridades provinciales despierten, porque la actividad educativa también es esencial para el futuro de la sociedad”.

Galimberti indicó, además, que observa que “muchos dirigentes están cómodos con la pandemia”.

“A excepción de las localidades donde hay transmisión comunitaria de coronavirus, gran parte de las actividades ya están habilitadas. Con criterio gradualista las primeras en retornar fueron las tareas esenciales, le siguieron luego otras secundarias y ahora es imperioso pensar en el retorno de la educación”, concluyó.

Fuente: 7 páginas