A través de la diputada nacional Graciela Camaño, el Frente Renovador manifestó su más profundo rechazo a la iniciativa, al tiempo que reclamo la necesidad de que se trate el Proyecto de Ley de Sergio Massa que prohíbe la excarcelación de condenados por delitos de lesa humanidad y delitos graves.

En el marco de la sesión parlamentaria llevada a cabo ayer en el Congreso Nacional, Graciela Camaño pidió ante la Cámara de Diputados que se inhabilite la posibilidad de que Alfredo Astiz, condenado por crímenes de lesa humanidad, reciba el beneficio de la prisión domiciliaria, luego de que el Servicio Penitenciario Federal, dependiente del Gobierno Nacional, reportará que hay 1.436 reclusos, entre genocidas, violadores y criminales, que pueden recibir beneficios carcelarios. En ese sentido, la presidenta del bloque legislativo del Frente Renovador, reclamó que se trate de manera urgente el proyecto de Ley presentado por Sergio Massa, que prohíbe las excarcelaciones de genocidas y autores de delitos graves.

En referencia a este tema, y en alusión al reciente Informe de Gestión de Marcos Peña en la Cámara de Diputados, Camaño sostuvo que “tuvimos que tolerar que el jefe de Gabinete nos tratara de mentirosos porque habíamos denunciado una lista de presos gerenciada por el poder Ejecutivo con serios problemas, entre los que se encontraban condenados por delitos de lesa humanidad”.

“El informe que realizó el procurador penitenciario, quien depende del poder Legislativo, deja en evidencia que el poder ejecutivo tiene una gran responsabilidad, o mejor dicho, irresponsabilidad por estas listas de presos que pueden obtener la libertar condicional o la prisión domiciliaria, porque están mal confeccionadas. Entonces gente muy honorable sale a justificar las posibilidades de que alguien como Astíz, quien no se arrepiente de ninguna de las barbaridades que hizo, salga a decir que le corresponde la prisión domiciliaria”, señaló.

Sobre estas irregularidades, la legisladora precisó: “Según este informe, en el complejo penitenciario 1 de Ezeiza, sobre 85 personas que figuran en esa lista, 55 no cumplen con los requisitos de la libertad condicional, en el caso del complejo penitenciario de La Caba, sobre 75 personas de la lista, 45 no cumplen con los requisitos para la libertad condicional. En la colonia penal de Ezeiza, Unidad 19, de  las 47 personas del listado, solamente 11 están en condiciones de acceder a la libertar condicional. En el complejo penitenciario federal 4, del listado de 21 personas solamente una persona está en condiciones de acceder a la libertad condicional”.

Y añadió: “Al poner a disposición de la Cámara este información, lo que estamos diciendo es que el jefe de Gabinete nos trató de mentirosos, cuando en realidad el mentiroso es él, porque el ejecutivo está liberando gente que no está en condiciones de ser liberada. La cantidad de presos de lesa humanidad a los cuales el Servicio Penitenciario  Federal, el Poder Ejecutivo y el Ministerio de Justicia han informado que tienen enfermedades oncológicas y que tienen que estar en libertad no la sabemos”.

“No tenemos porqué creer en este informe, donde hay narcotraficantes y violadores. No puede ser que sigan ocultando esta información, no puede ser que sigan distorsionando, y que se sigan haciendo los sordos. Se tienen que hacer cargo”, sentenció.

Por último, Camaño destacó: “La realidad nos indica, y así nos lo indica el doctor Horacio Rosatti en una de las causas de lesa humanidad, que estamos en mora en el Congreso, porque a la Ley de Ejecución Penal la deberíamos reescribir, y esto que escandaliza a la sociedad deberíamos resolverlo. Por eso Sergio Massa presentó el año pasado una modificación al Código Penal y a la Ley 24.660, y yo pretendo que se trate en las comisiones, porque la Ley Massa frena la libertad de violadores y torturadores”.

Radio Integral Maciá