Confederaciones Rurales (CRA), Federación Agraria (FAA) y la Sociedad Rural (SRA) decidieron este martes convocar a un cese de comercialización de granos entre el lunes y el miércoles de la próxima semana, en rechazo al cierre de exportaciones de maíz dispuesto por el Gobierno.

La medida de fuerza fue comunicada por las entidades en un escueto comunicado difundido esta tarde tras 2 horas de reunión virtual, en la cual también se dio a conocer que Coninagro decidió no adherir a la medida.

Así, las tres entidades concretarán un cese en la comercialización de granos desde la 0 del lunes próximo hasta las 24 del miércoles siguiente, al mismo tiempo que aclararon que no habrá control de cargas en las rutas.

Las entidades, en su conjunto, insistieron “en la necesidad de revisar esta medida absolutamente negativa para los intereses de todos los argentinos, en un marco del diálogo con las autoridades que puedan resolver los destinos del futuro del campo y del país”.

Si bien Coninagro no participará de la medida de fuerza, la Mesa de Enlace aseguró que existe “coincidencia” en el rechazo a la iniciativa gubernamental “por tratarse de una medida absolutamente perjudicial para el campo y para la Argentina en su conjunto, como se viene sosteniendo desde su anuncio”.

La protesta fue decidida tras la decisión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de cerrar la exportación del grano amarillo la semana pasada hasta que ingrese la nueva cosecha en marzo para asegurar el abastecimiento interno, explicaron.

El objetivo del Gobierno con el cierre del registro es asegurarse 4,27 millones de toneladas para que “queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano, cuando la oferta de cereal tiende a escasear”.