Con barbijos puestos y carteles, decenas de ambientalistas cortaron este sábado el puente Rosario-Victoria, durante dos horas, para manifestarse contra las quemas de pastizales en las islas entrerrianas.

Unos 300 rosarinos autoconvocados interrumpieron este sábado el tránsito del puente Victoria-Rosario, que conecta a las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, para exigir que paren las quemas intencionales en las islas del Delta del río Paraná.

Los autoconvocados reclamaron además que “se sancione e implemente la Ley de Humedales para proteger un recurso natural clave para el sostenimiento del medio ambiente de la zona pampeana”, dijo a Télam, el representante de la ONG STS Rosario, Pablo Botta.

“La marcha surge por el hartazgo que hay de levantarse en Rosario y respirar humo, por eso los ciudadanos nos autoconvocamos”, remarcó.

“Las diferentes organizaciones que se sumaron a la marcha vienen trabajando desde hace años en una ley de protección del humedal, pero las quemas indiscriminadas, que hasta por momentos parecen una provocación, nos hicieron tomar medidas más fuertes”, sostuvo.

En ese sentido, consideró que “parecen agresiones directas al ambiente, sin justificativos por parte de los dueños de las tierras”.