“Seguimos teniendo un nivel elevado de casos confirmados y en algunas localidades donde había una cierta tranquilidad comenzó a verse un aumento considerable. Permanentemente estamos diseñando nuevas herramientas y estrategias para tener el menor riesgo posible de colapso del sistema”, apuntó Reh.

La secretaria de Salud, Carina Reh, analizó la situación del sistema de salud provincial en el contexto de la pandemia y refirió a los reclamos del personal en distintos efectores públicos.

“Seguimos preocupados porque seguimos teniendo un nivel elevado de casos confirmados y vemos que en algunas localidades donde había una cierta tranquilidad comenzó a verse un aumento considerable de casos como Gualeguay, Federación, Chajarí, Concepción del Uruguay”, aseveró Reh en declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza).

Y agregó: “Esto nos mantiene en un alerta permanente porque implica un alto nivel de ocupación de camas en los sectores moderados y estamos pendientes de que se incremente el nivel de ocupación en las unidades de terapia intensiva”.

En cuanto a los lugares que se miran con más atención, apuntó que “Diamante es un Departamento que viene mostrando un incremento importante, también Nogoyá, y Gualeguaychú que mantiene su nivel de positividad amesetado pero un nivel elevado, al igual que Paraná”. Reiteró que “si bien esto es constante, genera un índice de ocupación de camas en el área de cuidados moderados porque son pacientes en su mayoría con factores de riesgo y algunos añosos, y eso preocupa”.

Consultada respecto de la situación de agotamiento que experimenta el personal de salud, indicó que “inicialmente hubo una normativa que se acercó a todos los hospitales, suspendiendo las licencias profilácticas, pero luego eso se fue regularizando de acuerdo a los niveles epidemiológicos de cada ciudad y al momento está prácticamente regularizada la situación”.

De todos modos, reconoció que “el gran problema que tenemos es que en algunas áreas el reemplazo es difícil porque debe ser un recurso humano calificado, hay áreas críticas y algunos sectores requieren cierta experticia en las guardias centrales, ni hablar del personal de las áreas de cuidados intensivos que no es solo con los médicos sino también con enfermería o personal de limpieza que debe tener un entrenamiento especial”. A ello, sumó que “si bien se brindan capacitaciones, hay personas que tienen temor y no están dispuestas a trabajar en esas áreas, con lo no se trata solo de la disponibilidad económica para cubrir el personal sino que haya personal disponible para ocupar esos lugares”.

“Se sigue haciendo la capacitación pero el recurso humano es finito y hay un límite en las unidades críticas. Esta situación implica tener más recurso humano trabajando y no hay disponibilidad de ese personal. Hay localidades en que no hay más personal de enfermería, y ampliar la capacidad de camas no implica que se pueda brindar la atención por eso es importante que la comunidad en general entienda que no se trata de poner más camas, ni más respiradores sino que se necesita más personal. Y esto no pasa solo en Entre Ríos porque la terapia intensiva requiere un temple y una vocación y es difícil encontrar el recurso humano especializado para la atención en terapia intensiva”, analizó la funcionaria.

Específicamente sobre el reclamo de los profesionales de salud de Gualeguaychú, Reh señaló que “se viene trabajando con el hospital Centenario desde siempre y el acompañamiento al director y su equipo ha sido permanente, se recorrió en varias oportunidades el lugar, se hizo un relevamiento estricto de la planta de personal que se desempeña dentro del hospital, se evaluaron los distintos servicios y se está trabajando con cada uno de ellos, en el marco de las políticas sanitarias del Ministerio de Salud de la provincia y la Nación porque es importante trabajar unificadamente en esas políticas”.

“Ante el reclamo estamos permanentemente atendiendo y escuchando cada una de las situaciones a través de los servicios en forma individual y de los planteos que ha hecho la dirección del hospital”, sentenció.

Asimismo, reconoció que “llamó la atención el reclamo porque es una situación que tiene que ver con derechos adquiridos ya de tiempos anteriores y los cambios en las instituciones requieren adecuar el trabajo que se viene haciendo, es necesario ordenar algunos trabajo y no siempre a todos les gusta o están de acuerdo”.  Comentó que estuvo en el hospital Centenario “más de cinco veces” y entre el trabajo realizado mencionó “la adecuación de las dos salas de cuidados críticos que se anexaron a la ya existente”.

En este marco, pidió “que entiendan que esta pandemia no afectó solamente a un sector sino que otros servicios también tuvieron que readecuarse, y que muchos profesionales tuvieron que readecuar su trabajo”.

Al respecto, planteó que “la pandemia ha puesto en evidencia las fortalezas y las debilidades de nuestro sistema de salud. Ha sido una oportunidad de fortalecernos en un número considerable de efectores, todos los hospitales y centros de salud de la provincia se han revalorizado con el trabajo que se ha hecho en este tiempo, y se ha puesto de relevancia también al personal idóneo que tenemos y a las personas que trabajan en el sistema de salud, pero también hay quienes no tienen un claro compromiso con la salud pública. Hay profesionales que no tienen vocación con la salud pública”

Por otra parte, en relación con la ocupación de camas, Reh explicó que “estadísticamente hay un número de pacientes que sabemos que, de acuerdo al número de confirmados, podemos tener en internación y todos los días estamos mirando los números, los casos, el grupo etario en que se confirman esos casos y el número de camas disponibles, administrando aquellas patologías que requieren terapia intensiva, sobre todo las quirúrgicas, porque siempre hay que disponer de un número  de camas para la urgencia que no es respiratoria”.

“Estamos en un equilibrio tratando de focalizarnos en aquellas ciudades donde hay un incremento de casos. Permanentemente estamos diseñando nuevas herramientas y estrategias para tener el menor riesgo posible de colapso del sistema. Se espera ver qué pasa en esta semana y la que viene, y permanentemente estamos en alerta”, concluyó.

Fuente: Análisis Digital