Mario Avellaneda, dueño de la tómbola de la ciudad de Paraná donde un apostador ganó más de $230 millones al acertar anoche la modalidad “tradicional” del Quini 6, aseguró que al enterarse de la noticia “cambió el humor de toda la familia”.

En la tómbola número 18 ubicada en calle Alem 87 de la capital entrerriana, el apostador jugó los números 04, 09, 12, 19, 25 y 45 que salieron en la principal modalidad del Quini 6, que acumulaba un pozo de 235.527.517 pesos.

El dueño de la agencia señaló a Télam que posee “muchos jugadores fijos pero ninguno es”, por lo que estima que el ganador será “alguien que estaba de paso, que trabaja cerca”.

Además, consideró que se trata “de azar, cuando te va a tocar te va a tocar”, por lo que descartó “cualquier tipo de cábala”.

Avellaneda aseguró que no ve los sorteos, y por eso se enteró cuando un amigo lo llamó para avisarle que su agencia dio el premio mayor.

“No lo podía creer, le dije vos me estas cargando, puse el canal y ahí comprobé que era cierto”, indicó.

“Cambió el humor de toda la familia porque venimos de un humor bastante ácido por todo lo que pasa y eso nos alegró la noche, el día hoy también, nos puso contento a toda la familia”, destacó.

La agencia está “desde 1975, el primer año lo trabajó mi viejo y después lo agarré yo” apuntó a Télam, al tiempo que sostuvo que “de los 45 años es el primer Quini 6” que vendió el ticket ganador.

“Tengo 67 años, y por eso estoy pensando en dejarle la agencia a mi hija mayor si es que quiere hacerse cargo”, concluyó Avellaneda.