El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, aseguró hoy que se “intensificarán los controles” con nuevos puestos sanitarios y medidas para intentar frenar el ingreso por pasos fronterizos de nuevas cepas de coronavirus, detectadas en países limítrofes.

“Desde Entre Ríos vamos a garantizar que haya control suficiente”, dijo tras participar junto a su vice, Laura Stratta, de una videoconferencia con los ministros nacionales de Interior, Salud, Seguridad y Transporte.

El objetivo es “evitar que se puedan producir nuevos contagios y que ingresen cepas nuevas”, en una tarea que se realizará “en conjunto con otros gobernadores”, precisó.

“Se resguardarán los pasos fronterizos (de Entre Ríos), fundamentalmente con nuestros equipos de Salud, de Policía, de Seguridad, controlando permanentemente”, insistió Bordet.

Desde el Centro Provincial de Convenciones (CPC) de Paraná, el gobernador subrayó la idea de mantener “corredores viales seguros, una política estratégica común entre todas las provincias”.

Bordet pidió trabajar para “tener la barrera de contención para que no ingresen las cepas y no se desborden los contagios”.