Luego de protagonizar incidentes dentro del penal de San Martín, Pablo Álvarez, el líder de la barra de Independiente acusado de extorsionar al entrenador Ariel Holan, comenzó un reclamo silencioso de abstenerse a ingerir alimentos al enterarse de que el juez Luis Silvio Carzoglio le negó la excarcelación.

Este martes, Álvarez protagonizó incidentes dentro del penal, que llegaron incluso a autolesionarse e intentar agredir al personal penitenciario de la Unidad 48.
Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informaron que todo se inició cuando los efectivos ingresaron a la celda 5 del Pabellón 1 para el cambio del sector y en ese momento Álvarez comenzó a insultar y a intentar agredir con golpes de puño a los penitenciarios.
Asimismo, el barrabrava de Independiente comenzó a golpearse contra la pared mientras amenazaba con denunciar maltrato, aunque los efectivos lograron reducirlo, calmarlo y reubicarlo en un nuevo sector.
Álvarez terminó con algunas heridas leves por lo que debió ser atendido por un médico:
“El paciente manifiesta declararse en huelga de hambre. Se encuentra lúcido, orientado en tiempo y espacio, desfebril y hemodinamicamente estable”, explicó el parte entregado al director de la Alcaidía Departamental de San Martín.
Fuente: C.R.T.