Todas las actividades, a excepción de las farmacias de turno, el “delivery” de alimentos y el llamado “take away”, quedarán suspendidas a partir de este sábado en el conglomerado del Gran Rosario, en la provincia de Santa Fe, por el aumento de casos de coronavirus.

La medida anunciada por el gobernador Omar Perotti se cumplirá para que “este conglomerado siga resguardado y cuidado y con la capacidad de respuesta sanitaria que hasta aquí ha tenido”.

“A partir de las 19.30 de este sábado no va a haber ninguna actividad de ningún tipo”, dijo Perotti durante una rueda de prensa en Rosario, junto a la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano.

“La idea –continuó el mandatario- es que disminuyamos circulación y no actividades en esta instancia”. Las actividades de “delivery” y el “take away” podrán funcionar hasta las 23 y hasta las 22, respectivamente .

La medida abarca a todas las localidades del conglomerado Rosario, que va desde Timbúes al norte hasta Arroyo Seco hacia el sur, así como las ciudades de Firmat y Venado Tuerto, ubicadas en el departamento General López.

Perotti detalló que “quedan permitidas también con ese horario (las 19.30) las caminatas recreativas manteniendo el distanciamiento y el uso de barbijo en los espacios públicos”.

La provincia de Santa Fe informó esta noche 508 casos positivos de Covid-19, lo cual lleva el número total desde el inicio de la pandemia a 6.737.

En Rosario se reportaron 267 casos en las últimas 24 horas y tres fallecimientos, mientras que la tasa de contagios se duplicó en una semana.

“Queremos disminuir la tasa de contagio que nos han llevado a este número elevado”, dijo Perotti, y agregó que “no va a haber un listado de qué queda abierto o cerrado”.