Por Rodrigo Veit.

Hace algunos días este medio de comunicación publicó una nota mostrando las malas condiciones de la Sala de Rayos X, donde se hacen las radiografías, del Hospital Falucho de Maciá.

Dimos a conocer que una simple camilla no ingresa por la puerta, lo cuál provoca un malestar muy grande tanto a pacientes como a los trabajadores de la salud; todo esto sumado a las malas condiciones de infraestructura en las que se encuentra la sala del nosocomio local.

Actuales condiciones de la sala

Pese a que en un primer momento muchas personas repudiaron el artículo de Radio Integral, incluyendo a la Directora del Hospital, doctora Verónica Velázquez, pudimos saber que personal de Arquitectura del Gobierno de la provincia estuvieron visitando el edificio del Falucho, específicamente la Sala de Rayos X, para lograr una modificación y mejora, algo que, nos llena de felicidad como medio de comunicación.

Juan Manuel Brieva forma parte del equipo de Arquitectura de la provincia, es maestro mayor de obra y técnico radiólogo oriundo de Rosario del Tala. El funcionario habló en nuestra emisora y se refirió a este tema en particular.

“Estuvimos en el Hospital Falucho. Yo trabajé mucho tiempo en el Hospital San Roque de Tala y se lo que es una sala de rayos y las medidas de seguridad que tiene que tener”, afirmó.

El baño de la sala.

Este jueves, en la visita el nosocomio local, “estuve con el administrador del hospital, Alberto Villalba, y con la técnica radióloga, Carina Schwindt. Recorrimos la sala: saqué medidas, yo creo que vamos a llegar a un acuerdo y vamos a solucionar el problema sin tener que recurrir a la provincia”.

Brieva aseguró que el “municipio, Juan Diego Conti, muy gentilmente se comprometió a colaborar en lo que sea, el administrador también, van a poner su granito de arena, por intermedio del Hospital o la cooperadora vamos a dejar la sala funcional, linda, más grande, y en lo mas rápido posible empezar a trabajar”.

Además, dejó en claro que “no es tan costosa” la obra. “Se tiene que cerrar una ventana que hay para el lado de un patio, que no puede estar; se tiene que cambiar la puerta por una doble de aluminio con plomo en el medio, ya vimos donde podemos sacar plomo para ponerle; queremos voltear una pared para agrandarla un poco, y cambiar de lugar la sala de revelado”.

“Si yo tengo que hacer un proyecto y mandar a Paraná, da vueltas y vueltas y tarda mucho más que con esta forma de trabajar”, enfatizó Brieva. Una vez que esté el proyecto armado, “es un trabajo de 15 días como mucho y no es mucha plata”.

De esta manera, lo que empezó como un trabajo periodístico difundido por este medio, cobró relevancia y hoy está a un paso de hacerse realidad, gracias a Arquitectura de la provincia y la Municipalidad de Maciá que se comprometió con la mano de obra en el arreglo de la sala.