El gobernador, Gustavo Bordet, admitió que “estamos asistiendo al pico más alto de la pandemia en Entre Ríos”.

En ese marco, anunció que en esta jornada se reportaron otros 191 contagios de Covid-19 en la provincia, por lo que ya suman 3.283 las personas contagiadas y hay en total 41 fallecidos a las cuales les transmitió el pésame. “La tasa de duplicación del virus se da cada 13 días”, alertó.

Y continuó: “Esta situación es común a lo que está pasando en todo el interior del país. Los brotes se fueron desplazando hacia distintas ciudades. Gualeguaychú y Paraná no son la excepción. Se las incluyó dentro del aislamiento en el decreto nacional 714 firmado por el presidente, Alberto Fernández”.

“Las autoridades sanitarias y el Coes sugirieron al este gobernador tomar la medidas necesarias para que no colapse el sistema sanitario. Nos preparamos en este tiempo. Duplicamos el número de camas y de respiradores. Pero esta pandemia que tiene un alto grado de contagiosidad no nos dio respiro y estamos en riesgo de que el sistema colapse“, advirtió Bordet.

En ese marco, puso de relieve que “Paraná tiene una ocupación del 75 por ciento en camas de terapia intensiva. Esto pone en riesgo el sistema sanitario. Con el número de camas que había al inicio de la pandemia, ya estaríamos colapsados”.

A partir de la tasa de duplicación actual, estimó que “en 13 días vamos a tener el doble de contagio. Cuando termine el aislamiento vamos a tener 7.000 casos en Entre Ríos. Por eso necesitamos tomar estas medidas para evitar una contagiosidad tan rápida, sobre todo en estas dos ciudades”.

“Estas medidas son necesarias para el cuidado de la salud de todos los vecinos”, indicó sobre la vuelta a Fase 3 que “permite la apertura del comercio minorista y que la mayor parte de la vida industrial, comercial y de servicio pueda seguir desarrollando sus actividades. Otras, muy pocas, se restringen”.