El Presidente recibió esta tarde en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada a las autoridades  de la Mesa de Ganados y Carnes, que agrupa a diferentes entidades de esta cadena productiva.

“Vamos avanzando, liberando trabas, resolviendo problemas, viendo cómo cambiamos los impuestos, como reducimos la evasión, como abrimos mercados y como facilitamos el financiamiento”, dijo Macri en declaraciones a la prensa, al término del encuentro que se extendió por el espacio de dos horas.
Explicó que “el objetivo es lograr llegar a 7.000 millones de dólares de exportación” y que eso “debería generar miles de puestos de trabajo, agregó, aunque señaló que todavía el país está muy lejos de alcanzar esa meta, ya que “recién estamos exportando 300.000 toneladas, nada”.
Dijo que hoy el sector cárnico “exporta menos que la pesca” y explicó que esto es consecuencia de que “nos cerramos, perdimos todos los mercados y nos retiramos”, en alusión a las políticas restrictivas de comercialización aplicadas en los años del kirchnerismo.
Apuntó que es necesario trabajar en la reducción de impuestos, como “ingresos brutos en las provincias, las tasas municipales, y en  tratar de reducir la evasión porque hay mucha competencia desleal en la cadena de la carne”.
Indicó que esa situación crea complicaciones y desventajas para los frigoríficos que “generan trabajo de calidad con la idea de exportar” con relación a quienes “hacen todo por izquierda”.
De la reunión, en la que el Presidente estuvo acompañado por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, participaron los titulares de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere; de Coninagro, Carlos Iannizzotto; de Confederaciones Rurales, Dardo Chiesa, y de la Federación Agraria, Omar Prínciple.
También estuvieron José Fantini, de la Federación Gremial, y Ernesto Ayala, de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), y representantes de la asociación argentina de criadores de Aberdeen Angus y de Hereford, entre otras entidades.
Radio Integral Maciá