El viceintendente de Maciá, Darío Romero, habló después del discurso de Juan Diego Conti en el marco de inicio de sesiones ordinarias de este año. Contó como se prepara el grupo de concejales y adelantó un proyecto que se va a tratar en la primera sesión.

“Estamos con todas las pilas”, se calificó a él y al grupo de concejales. “Hemos tenido tres sesiones extraordinarias en donde se trató el tema de presupuestos y otras ordenanzas”, agregó.

“Estamos desesperados por arrancar, el miércoles arrancan las sesiones, tenemos proyectos en vista como para ir evaluando. La primera sesión es mas formal donde se van a crear las cinco comisiones respectivas y se van a definir días y horarios de sesiones”, mencionó el viceintendente.

Además, dejó en claro que tienen “en vista un montón de proyectos que ya los iremos volcando a partir de la primera sesión, ahora si realmente viene el trabajo en serio”.

En ese contexto, adelantó que “hay un proyecto que se va a presentar en la primera sesión que es un pedido de informe para que la comunidad sepa -y que nos ha pedido mucho- sobre el tema proveedores del ultimo año del municipio, porque mucha gente pide transparencia, que se investigue. No perseguimos a nadie pero queremos ser claros y transparentes y que la comunidad sepa realmente en qué se gasto el dinero público de la ciudad el ultimo año”.

“Mantenemos una buena relación con la oposición, en lo que me toca a mi como presidente del Concejo trato de ser modelador, en el sentido que tenemos buena relación con la oposición: escucharlos, aceptar sus propuestas”.

Además, aclaró que a “lo que se refirió Juan Diego es que deben oponerse a las cosas que ellos creen que no están bien, no oponerse por oponerse. Una oposición que se opone porque sí no tiene sentido. Creo que Juan Diego se refirió a eso, una oposición seria y responsable”.