El nuevo intendente de nuestra localidad, Juan Diego Conti, prestó su respectivo juramento en la noche de este martes frente al Palacio Municipal ante un gran público que se convocó en la intersección de las calles Perón y Alfonsín.

Alrededor de las 21:45 el vicepresidente primero del Concejo Deliberante, Roberto Carlos Ramírez, les tomó juramento a quienes desde este martes se convirtieron en vice intendente e intendente de nuestra localidad: José Darío Romero y Juan Diego Conti.

Las frases más destacadas del discurso de Juan Diego Conti:

  • “Comprometerme con Maciá al tomar juramento me llena de emoción, de responsabilidad, pero fundamentalmente me exige manifestar en primer término el agradecimiento más profundo a todos y cada uno de los vecinos, a los compañeros y compañeras que con su incansable militancia en absoluta libertad y haciendo uso del voto como herramienta privilegiada de la democracia me confirieron el honor de representarlos”.
  • “Me preguntaba qué es lo que fue que me llevo hace 30 años a iniciarme y apasionarme por esta actividad que es la política. La respuesta surgió naturalmente y se resume en una sola palabra, fe, si, fe en Dios, fe en el prójimo y fe en uno mismo”.
  • “Un corazón dócil para distinguir entre el bien y el mal, no se me ocurre mejor virtud en un político que tener un corazón sensible, para captar las angustias profundas, las alegrías sinceras, las necesidades reales y las capacidades justas de aquellas personas que forman la comunidad en la que vivimos. Que otra cosa podemos pedir quienes tenemos la tremenda responsabilidad de gobernar con fortaleza e inteligencia para saber distinguir entre el bien y el mal a la hora de obrar en nuestros actos de gobierno”.
  • “Entro a la intendencia junto a mi equipo de gobierno con valores que no abandonaré, humildad, honestidad, transparencia, contracción al trabajo, el desarrollo social y humano, deporte, producción y las demás áreas, con apertura al diálogo que atravesar en cada uno de los actos de gestión”.
  • “Vengo a invitarlos a imaginar un Maciá con raíces y alas para aferrarnos a la tierra que nos da identidad y pertenencia para volar muy alto, vengo invitarlos a pensar en las oportunidades antes que las excusas, en las posibilidades antes que los riesgos. Un pueblo es lo que hace y cómo lo hace”.
  • “Maciá es el pueblo que forjaron todos los que nacieron, los que vinieron de lejos para mezclar su sangre con la nuestra para hacer realidad viejos sueños. Maciá es lo que nos une, lo que nos hace sentir los latidos del corazón cuando estamos lejos. Es lo que nos enorgullece, nos moviliza y debe ser lo que nos proyecta hacia un futuro con la certeza del éxito, el crecimiento y la justa distribución, certeza que no pretendo lanzar al viento con una propuesta triunfalista sino como un desafío, como una invitación al compromiso conjunto. Como un llamado que abrace al municipio y las empresas, a las empresas y sus obreros, a los trabajadores, a las mujeres y a sus hijos”.
  • “Llamo a las organizaciones intermedias, entidades deportivas, culturales y en especial a los jóvenes, sí, los jóvenes, porque asumo esta intendencia pensando también en ellos porque son nuestro futuro. Vengo a pedirle que nos atrevamos a soñar nuevos sueños y comprometernos en un esfuerzo y trabajo conjunto para que en nuestro pueblo no haya gurises con hambre”.
  • “Qué la insoportable grieta no nos alcance, somos un pueblo amigo, que los falsos comentarios y maliciosos mensajes no perturben ni malinterpreten en nuestras acciones. Nos merecemos distinguirnos como una comunidad integrada, organizada y en paz como una gran familia. Volvamos a transmitirles a todos el valor de la igualdad y la tolerancia, la igualdad y la tolerancia. En resumen, como aquel visionario caudillo José Artigas postulara: ´aquí nadie es más que nadie”.
  • “Quiero agradecer a los que nos votaron y los que no nos votaron por darme la oportunidad de ofrecer lo que tengo para dar a todos los vecinos de Maciá y los convoco sin resignar los principios a conservar acciones y obras que fueron bien realizadas, sin más banderas que la libertad, la igualdad y la justicia social, con fuerza, con convicción y con coraje”.