Además, la gran demanda de maíz sustenta sus precios. Por el lado del trigo, su producción mundial fue la más baja de las últimas cuatro campañas.

Según un informe de mercados agrícolas del corriente mes realizado por la Bolsa de Cereales de Córdoba, la gran abundancia de soja a nivel global limita el precio de esta. Argentina y Brasil esperan buenas expectativas productivas con sus subas de precio correspondientes, tras la cosecha norteamericana materializada. Los cereales tendrían mejor suerte esta campaña. Asimismo, la producción mundial de soja estimada por el USDA en su último reporte se ubica en el máximo nivel de la historia con cerca de 370 millones de toneladas.

Por otro lado, la gran demanda mundial de maíz sustenta sus precios; de igual manera, no se disparan, ya que la oferta no es tan baja. En la campaña 2018/19 la producción se acerca nuevamente a 1.100 millones de toneladas, recuperándose de la campaña previa y acercándose al récord histórico de 2016/17.

Para el sector triguero, según el informe, la producción mundial fue la más baja de las últimas cuatro campañas, alcanzando un volumen de 744.4 millones de toneladas. Esto, sumado a que hubo una menor cosecha rusa, hizo que sus precios internacionales se mantengan.

En Argentina, el gran deseo de exportación genera muy buenas oportunidades, aún cuando el cereal está en plena cosecha. En este contexto, se espera que el precio del trigo suba en los próximos meses.

Fuente: bcrnews.com.ar