Las cerealeras apuraron registros de exportación

Sin definiciones oficiales, pero con el convencimiento de que hay cambios inminentes en el esquema de retenciones, las cerealeras aceleraron por segundo día consecutivo el registro de ventas de exportación (DJVE).

En unas horas, y mientras en el mercado de granos las operaciones eran escasas en medio de la incertidumbre, el registro oficial sumó operaciones por 2,26 millones de toneladas de maíz; 1,5 millón de toneladas de harina de soja; 339.000 toneladas de aceite de soja y 822.000 toneladas de trigo.

El registro, que permite mostrar compromisos de venta al exterior con plazos de embarque prolongados, garantiza que lo declarado tributará las retenciones vigentes al momento de declarar la operación.

Es decir que la movida permite que esos volúmenes estén alcanzados por los actuales derechos de exportación: de 23% para la harina y aceite de soja, y de 0% para el trigo y el maíz.

El apuro por registrar DJVE se había dado también el jueves, cuando se declararon ventas por 892.000 toneladas de maíz (del ciclo actual y el próximo), 905.000 toneladas de harina de soja y 240.000 toneladas del trigo que estará disponible hacia diciembre.

Algo similar había ocurrido a fines de mayo, cuando en tres días los exportadores reportaron ventas al exterior por 1,8 millón de toneladas de trigo y más de 2 millones de toneladas de maíz, ante las versiones luego desmentidas de que habría cambios en las retenciones agrarias.

El temor actual y la avalancha de DJVE se sustentan además en los sorpresivos cambios en el esquema de retenciones a los subproductos de la soja.

Según el cronograma actual, el poroto sin procesar tributará desde el 1 de septiembre 25,5% y para febrero llegaría a confluir con los subproductos estrella (harina y aceite) en 23%.

Fuente: Elonce.com