Cancillería homenajeó a Dante Caputo

El acto fue presidido por el Canciller Jorge Faurie. Descubrió, junto a la familia, una placa recordatoria con su nombre, que a partir de ahora será también el nombre de unos de los salones más importantes del Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina.

Frente a un Salón Libertador colmado de personalidades de la política, la diplomacia y amigos/as del ex ministro fallecido recientemente, Faurie puntualizó que “Caputo fue el primer Canciller de la democracia recuperada, y ya eso le da una lugar en la historia de la Argentina. Era un hombre comprometido con los derechos humanos, que respetaba el diálogo y el disenso, y que escuchaba a todos, no importaba el rango o la jerarquía que tuviera su interlocutor”.

El Canciller destacó “la vasta cultura y el fino sentido el humor de Dante Caputo, signo de su gran inteligencia”, y enfatizó “su enorme coraje tanto en épocas de la dictadura, oponiéndose por ejemplo a la guerra de Malvinas, y luego en aquellos primeros tiempos de la democracia, cuando no era fácil tener coraje”.

Además subrayó que fue el entonces ministro quien “inició el diálogo con los que hoy son dos socios fundamentales de la Argentina: Brasil y Chile. Fue Dante Caputo quien trabajó incansablemente para terminar con la desconfianza y las diferencias, e incluso con las hipótesis de conflicto que hoy parecen absurdas pero existían en aquel entonces”.

Faurie recordó que el prestigio internacional que fue ganando su figura “le valió, entre otras cosas, presidir la Asamblea General de las Naciones Unidas y ocupar diversos cargos en organizaciones de la región, desde donde continuó trabajando por la democracia y el respeto a los DDHH”.

Sobre el final, Faurie calificó a Caputo como un “hombre imprescindible y trascendental en la historia argentina”, y puso de relieve que el entonces Canciller de Alfonsín “le dio un sentido estratégico a nuestra política exterior, iniciando el camino para reinsertar a nuestro país en el mundo”.

Radio Integral Maciá