Rubinstein evitó confrontar con Michetti por sus declaraciones sobre aborto

El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, rechazó las versiones sobre su presunta participación en la negociación para sancionar la despenalización del aborto en la Cámara Alta, y evitó opinar sobre las polémicas declaraciones al respecto de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti.

En diálogo con “Aire de Noticias”, por radio Mitre, y de cara al debate que arranca el martes, el funcionario sostuvo que las discusiones en el seno de Cambiemos por el tema se dan en un clima “bastante armónico y respetuoso, dentro de las discrepancias”, y negó que esté generando un clima hostil.

En relación al tratamiento que tuvo el proyecto de ley en Diputados, Rubinstein destacó el “marco de tolerancia” en el que se dialogó, si bien admitió que “en las últimas semanas se ha desatado un poco más”, por lo que pidió “hacer un esfuerzo para bajar un cambio todos”.

En cuanto a las versiones que daban cuenta de su participación activa en la negociación con los legisladores, Rubinstein las rechazó de plano. “No estoy en ninguna negociación, el tema es de incumbencia exclusiva de los senadores, yo estoy solamente para contestar sobre cuestiones de mi incumbencia, como el incremento de costos y recursos que significaría esta ley”, aclaró.

Consultado sobre los dichos de Michetti, quien consideró que una mujer violada puede dar en adopción al niño “y no te pasa nada”, el ministro de Salud evitó pronunciarse, si bien admitió que entregar a un hijo en adopción “no es algo trivial para ninguna madre”.

“La vicepresidenta tiene una posición muy clara respecto del aborto que tiene que ver con sus convicciones y creencias personales, no quiero ponerme a interpretar lo que quiso decir”, señaló.

Sin embargo, recordó que el código penal es claro en el tema de aborto en caso de violación “y el fallo refrendó esa interpretación del código en esos casos”, con la posibilidad de abortar.

Respecto a otras propuestas de ley, como la de Federico Pinedo para dar seguimiento y apoyo a las mujeres violadas que quieran entregar a su hijo en adopción, comentó que son posibilidades “a explorar”, pero sugirió que ahora hay que “abocarse a analizar los contenidos de la ley que tiene media sanción de Diputados y ver las discrepancias”.

Por último, el ministro dijo que la decisión del Presidente Mauricio Macri de habilitar el debate del aborto legal tuvo que ver con un reclamo social que venía de hace tiempo, que nunca había sido tratado.

“Obviamente genera disputas hasta personales (dentro de Cambiemos), pero no es un debate político, está contaminado con creencias y cuestiones personales y una vez que avance y se defina, ya sea que se apruebe o no, todo volverá a su cauce normal”, confió.

Fuente: NP