Polémica por proyecto para eliminar del fomento a la actividad hípica

Polémica por proyecto para eliminar del fomento a la actividad hípica

El Senado de la provincia de Buenos Aires tratará el próximo miércoles la modificación de la Ley del Turf que impulsa la eliminación de un régimen de promoción especial que cuenta la actividad y que según representantes del sector hípico, pondría en juego miles de puestos de trabajo.

La gobernadora María Eugenia Vidal envío un proyecto a la Legislatura provincial para reducir a cero el giro de fondos provenientes de Fondo Provincial de Juego (Fo.Pro. Jue) a la industria hípica.

Representantes del sector hípico entre los que se encuentran el Jockey Club, las asociaciones de Criadores, Profesionales, Veterinarios y comerciantes alertaron que la quita de esta subvención pone en riesgo la fuente de trabajo de 83.000 trabajadores.

Estas agrupaciones aseguran que el fondo que asiste a la hípica no está integrado con impuestos que pagan los contribuyentes, sino que se forma con una sobretasa sobre la recaudación de los slots instalados en la provincia, en contra posición a Vidal, quien cree que la hípica puede autosustentarse

Si bien se espera que la iniciativa oficial sea aprobada este miércoles en el Senado, la sanción definitiva aparece como algo más engorrosa ya que el arco opositor rechazó la pretensión de Vidal y se espera una dura puja en la Cámara de Diputados.

La industria hípica emplea a más de 83.000 trabajadores de forma directa e indirecta en Argentina, lo que significa que unas 320.000 personas obtienen ingresos de una actividad con sello nacional y casi desconocida en sus aspectos centrales.

Las cifras surgen de un trabajo realizado por la consultora que dirige  Orlando Ferreres, que además indicó que la hípica recibió en 2016 unos $ 636 millones y pagó en impuestos más de $ 700 millones, con lo cual se benefició el Tesoro provincial.

Con 7.405 nacimientos (datos a 2016), Argentina es el primer productor de sangre pura de carrera en  y el cuarto a nivel mundial, nómina que encabeza Estados Unidos.

En parte, este crecimiento se sostuvo por la implementación de la Ley del Turf de la provincia de Buenos Aires, donde se producen el 73% de las pariciones.

La tasa que hoy nutre a la actividad hípica se generó para que el sector tuviera una herramienta para competir contra la proliferación de bingos, la instalación indiscriminada de slots, la multiplicación de jugadas de quiniela, y la aparición de juegos de resolución instantánea (raspaditas).

El estudio realizado por Ferreres consignó que la actividad hípica  emplea a 81.738 trabajadores, de los cuáles 16.246 son directos y 32.492 indirectos, con unos 33.000 no registrados.

Para darle dimensión: tomando los empleos directos y según los registros oficiales del Ministerio de Trabajo (SINAP), la industria hípica emplea más trabajadores que la pesca, es la cuarta parte de todo el complejo automotor, y la mitad de las licencias oficiales de taxis de la ciudad de Buenos Aires.

Los empleos en la hípica tiene una particularidad: no pueden ser reemplazados por máquinas y ocupan mayoritariamente mano de obra de baja instrucción, que dificilmente puedan encontrar un mejor empleo.

Sobre la cantidad de establecimientos dedicados a la cría, el trabajo de Ferreres precisó que existen en el país 570 haras que emplean a 6.132 personas.

Fuente: NP